Destacados Escapadas

Tres rutas por Urdaibai

Esta Semana Santa hemos aprovechado para conocer un poco más los paisajes que nos rodean. Entre otras cosas, aprovechamos para hacer tres rutas por unos parajes conocidos y que veíamos habitualmente, pero que nunca nos habíamos atrevido a hacerlos a pie con los txikis. Las excursiones que hicimos fueron: San Pedro de Atxarre, el cabo de Ogoño y el Bosque de Oma.

San Pedro de Atxarre
Antes de llegar al barrio de Akorda en Ibarrangelua, a un kilómetro aproximadamente llegamos al desvío que nos lleva a San Pedro de Atxarre, un lugar privilegiado para observar toda la Biosfera de Urdaibai y la desembocadura de la ría en el mar. El recorrido es muy fácil y ameno para hacer con niños, a pesar de la última parte, algo más técnica. Creemos que puede ser un buen punto de partida para todas las familias que quieren subir a un monte con sus peques por primera vez. En la cima nos espera la ermita dedicada a San Pedro y unas vistas preciosas.
Al bajar podemos hacer una parada en Akorda y mientras los mayores nos tomamos algo los peques pueden jugar en el parque que está al lado de la taberna.

Cabo de Ogoño
Para llegar a lo más alto del Cabo de Ogoño tenemos que llegar primero al cementerio de Elantxobe. Para ello, después de pasar Ibarrangelua y antes de comenzar la bajada a Elantxobe, hay que girar por un camino que comienza a mano izquierda (está señalizado). Aquí dejaremos nuestro coche y comenzaremos la ruta a pie por el desvío que va al Agroturismo. Aproximadamente se tarda unos 45 minutos en llegar a la cima. Un poquito antes nos podemos quedar en la Talaia, pero os aconsejamos que subáis hasta arriba del todo, las vistas son impresionantes. Una vez arriba hay que tener bastante ojo con los peques para que no se acerquen demasiado al borde. El camino es bastante sencillo ya que transcurre por una pista de monte casi todo el rato, al final, tal vez, la roca pueda complicarnos un poco el ascenso, pero haciéndolo con un poco de cuidado y despacito no hay ningún problema.
Cuando volvamos al coche podemos descansar un poco en la playa de Laga y desde allí, enseñar a los txikis hasta donde hemos subido. Las vistas desde abajo del Cabo de Ogoño les dejarán con la boca abierta.

Bosque de Oma
El recorrido de acceso al Bosque de Oma es muy fácil, aunque un poco largo para hacer con niños muy muy pequeños. Hasta la entrada al bosque se puede ir con carritos sin problema y una vez allí, el acceso es un poco complicado y engorroso para los cochecitos, pero no imposible. El recorrido total tendrá entre unos 6 -7 km y es circular con lo cual no ves lo mismo a la ida que a la vuelta. A pesar de que el recorrido está planteado para hacerlo empezando cuesta arriba por detrás del restaurante Lezika, nuestro consejo es que si vais con niños lo hagáis al revés, de esta forma no tendréis que subir tantas cuestas. El recorrido es muy bonito y agradable. Además, llegando al pueblo de Oma podemos desviarnos y ver Bolinzulo, un rinconcito mágico de Urdaibai con una cascada.
Para reponer fuerzas podemos pararnos en el restaurante Lezika, que tiene un parque de juegos al lado para los peques o tomarnos un pollo asado en Marko (muy típico para ir en familia). Y si queréis alargar más el día podéis entrar en Basondo y visitar a sus habitantes.

Con la llegada de la primavera seguimos investigando más rincones de Bizkaia y alrededores en familia, asique ya os iremos informando…